Cuadernos: Se entrego Néstor Otero en una comisaría en Palermo

Los cuadernos están desembocando en una ola de detenciones y nuevas noticias todos los días que nos dejan sorprendidos a todos.

Ahora le toco al dueño de la Terminal de Ómnibus de Retiro, Néstor Otero, quien aparece también en los famosos cuadernos que llevarían a la ruta del dinero K.

Anticipadamente, el juez Bonadio había ordenado la detención de Néstor Otero por aparecer en los ‘cuadernos de la corrupción’.

El dueño de la reconocida Terminal de Retiro, se entregó ayer en una sede policial del barrio porteño de Palermo luego de que el juez federal Claudio Bonadio ordenara su detención en el marco de la causa por el presunto pago de coimas por parte de empresarios a exfuncionarios a cambio de obra pública durante el kirchnerismo.

En tanto, fuentes policiales afirmaron que el magistrado que instruye la causa de los «cuadernos de la corrupción» le hizo saber su orden a la Policía Federal Argentina, disponiendo así la detención del empresario quien ya fuera indagado días atrás en la causa.

Todo se debe a que, Néstor Otero aparece mencionado en los cuadernos confeccionados por el remisero Oscar Centeno, exchofer de Roberto Baratta.

Jose López le comunicó a Bonadio el acuerdo que cerró con la fiscalía como «arrepentido» «Si tenés semejante causa y soy la UIF, me meto de cabeza».

El abogado de Otero, Andrés Casas, hizo trascender que el empresario -conocido como el “Zar de Retiro”- sufrió una descompensación física luego de conocer la noticia del pedido de detención.

En ese marco, el letrado señaló que su defendido se entregaría cuando «se recupere». Pocos minutos después de las 14, Néstor Otero se entregó en sede policial.

El problema para este empresario es que, figura en varios párrafos de los «cuadernos corruptos» que ha dejado tambaleando a tantos exfuncionarios K así como a numerosos hombres de negocios.

En un cuaderno Centeno menciona, que una vez vio cómo Otero le entregó un bolso cargado con más de 200.000 dólares a Roberto Baratta, hombre que supo ser mano derecha de Julio De Vido.

Otro caso que pone en dudas la situación de Otero, es que en otras oportunidades bajo la lupa de la Justicia, ya que se pudo comprobar que le había regalado al ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime, entre otras cosas, un hotel llamado Saint Tropez en la ciudad cordobesa de Carlos Paz, así como una camioneta marca Kia, que el político usó para una campaña electoral en la citada provincia.

Al momento, el único prófugo en la causa destapada por los cuadernos de Centeno es el exdirector de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Oscar Thomas.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, ya ha confirmado que el Gobierno está dispuesto a pagar una recompensa de 500.000 pesos para aquellos que «aporten datos» sobre el paradero de Thomas.

Desde el Gobierno ya le ponen precio, El anuncio saldrá en el Boletín Oficial en los próximos días y va a ser de unos 500.000 pesos», precisó ayer la funcionaria oficialista.

También al igual que el de Néstor Otero, el nombre del exdirectivo de Yacyretá aparece en varias oportunidades en las anotaciones del exchofer de Baratta.

Según Centeno, Thomas le habría entregado a mediados de agosto de 2009 al hombre de confianza de De Vido más de un millón de dólares.

«Mientras viajábamos, Baratta lo llamó al jefe en alusión al ex Ministro de Planificación Federal y le dijo que entre Yacyretá y Transporte habían aportado para la corona 657.000 dólares», sumó Centeno en otro pasaje de sus cuadernos.

Y como ya se conoce, en el día de hoy, se debatirá, en la Cámara de Senadores se debatirá sobre el pedido del juez Claudio Bonadio para poder allanar los domicilios de la expresidenta y actual senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner.