Paso a paso, cómo canjear gratis lámparas comunes por LED

Una vivienda que se convierte a LED puede bajar hasta un 14% el monto de su factura eléctrica. Y los vecinos de la Ciudad pueden experimentar esta transformación, gratis. A cambio de hasta cinco lámparas de otras tecnologías, el Gobierno porteño entrega la misma cantidad de lámparas LED.

¿Cómo realizar el canje? Lo primero es reunir hasta cinco lámparas. Pueden ser incandescentes, halógenas o de bajo consumo de rosca universal. No importa si funcionan o no.

Después hay que llevarlas a alguno de los 56 puntos verdes, distribuidos en toda la Ciudad. Para localizar el más cercano se puede consultar este mapa interactivo. Abren de miércoles a domingo de 11 a 19. Algunas sedes comunales también hacen el canje, de lunes a viernes de 8 a 15.

Para pedir el cambio hay que llevar una factura de ABL o de luz, para acreditar el domicilio en la Ciudad de Buenos Aires: con el DNI solo no alcanza.

En los puntos verdes se quedan con las lámparas viejas y entregan las LED. La diferencia se nota de inmediato: estas últimas consumen un 90% menos que las lámparas incandescentes, un 81% menos que las halógenas y un 46% menos que las fluorescentes compactas de bajo consumo.

Pero además, las LED no contienen compuestos tóxicos como el mercurio, presente en las de “bajo consumo”; generan poca emisión de calor y producen una luz más nítida y brillante. Además, duran más de diez años.

Las lámparas halógenas e incandescentes recibidas son utilizadas como materia prima para la construcción de baldosas en una planta del Gobierno porteño.

Desde que empezó este programa, hace un año, entregaron 771.234 lámparas LED. Esto permitió un ahorro de 51,98 GWh, que equivale al consumo de 15.581 hogares en un año. Al mismo tiempo, se evitó la emisión de 24.430 toneladas de dióxido de carbono (CO2).

“Los vecinos tienen la posibilidad de acercarse a los centros de canje para llevarse la tecnología LED. Una casa que se convierte a LED puede disminuir hasta un 14% el monto de su factura eléctrica, además de reducir las emisiones de gases de carbono”, explicó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.