Empleo registrado: este año, hasta mayo, se perdieron 94.300 empleos formales.

El empleo formal, registrado o «en blanco» sigue en caída. En mayo los más castigados fueron los asalariados privados, con una pérdida de 36.000 ocupaciones. Sin embargo, la pérdida neta fue de 16.900 empleos porque, como sucedió en abril, hubo una suba de 16.500 puestos en el empleo público, mientras hubo cambios menores entre los monotributistas, el personal doméstico y los autónomos. Con estos datos, entre enero y mayo de este año se llevan perdidos 94.300 empleos formales, de acuerdo a los datos difundidos por el Ministerio de Producción y Trabajo

En total, en mayo los empleos con aportes al sistema de Seguridad Social – corresponden a asalariados del sector público y privado, monotributistas, autónomos, trabajadores de casas particulares y monotributistas sociales– sumaron 12.084.100 cuando en abril totalizaron 12.101.000.

Con relación a un año atrás, cuando los registrados eran 12.301.300 hay una pérdida de 217.100 empleos “en blanco”.  Y respecto al máximo de la serie –diciembre de 2017 cuando se contabilizaron 12.387.300 empleos- la caída es de 303.100 empleos.

Lo que pasó es que, por la recesión y la baja del consumo,  en mayo continuó la caída del empleo privado en relación de dependencia que afectó 36.000 trabajadores, acumulando una pérdida de 184.100 trabajadores y empleados en 12 meses.

En tanto,en mayo aumentó en 16.500 personas el empleo púbico,en especial el provincial y municipal, con un aumento interanual de 26.200 empleos.

Por otro lado, en mayo, aumentó en 6.100 los aportantes monotributistas, en 1.600 el empleo en “casas particulares”, bajó en 1.800 el número de autónomos y se redujo en 3.400 los monotributistas sociales.

Con relación a un año atrás, la mayor pérdida se registra entre los asalariados dependientes del sector privado:168.700 ocupados menos. Entre los monotributistas la baja es de 29.000 aportantes y entre los autónomos hay 2.500 menos, mientras aumentaron en 16.100 el personal doméstico, lo que se atribuye a blanqueo de trabajadores que estaban en la informalidad.

Por sectores, las pérdidas de empleo de trabajadores dependientes en el sector privado en los últimos 12 meses afectaron a la industria con 67.100 empleos menos, comercio con 50.000 menos, transporte y almacenamiento 20.000 menos, construcción 14.200 menos, actividades inmobiliarias 16.000 menos. Con más empleos que un año atrás figuran agricultura 8.900, enseñanza privada con 3.800 y minería con 3.300 empleos.

Por Regiones, Neuquén – +4.500 – y La Rioja – + 100- son la únicas Provincias con aumento interanual

Para junio , la EIL ( Encuesta de Expectativas Laborales) cayó 2,7% respecto a un año atrás. En el Gran Buenos Aires el empleo retrocedió 3,2% interanual, a un ritmo mayor que en el interior del país, con excepción de Resistencia con un descenso del 4,1% y Jujuy con 3,7% menos. Mar del Plata es la excepción con una suba del 1,6%.