Los festejos de Boca

Siete años han pasado desde que se celebró por primera vez el Día del Hincha de Boca. Fue un 12 de diciembre pero de 2012 cuando, a partir de una convocatoria iniciada a través de las redes sociales por Maximiliano Sarmiento, un joven de Bahía Blanca, miles de fanáticos xeneizes se reunieron en el Obelisco a exteriorizar su inoxidable pasión por Boca. Desde entonces el ritual ha crecido de manera exponencial y sin importar el contexto deportivo.

Basta con recordar lo sucedido el 12 de diciembre de 2018 para entender de qué trata todo esto: tres días después de que Boca perdiera la final de la Copa Libertadores ante River, y pese a que el Ministerio de Seguridad no autorizara la apertura de la Bombonera, adonde se llevaban a cabo los festejos desde 2014, miles de xeneizes autoconvocados se juntaron a celebrar su amor por Boca como todos los 12/12, sólo que esa vez lo hicieron divididos: algunos se reunieron en los alrededores del estadio y otros en el Obelisco, espacio al que regresaron luego de cinco años.

En ese mismo lugar se encontraron este 12 de diciembre. Desde las 17, y bajo el control de un enorme operativo policial, los hinchas de Boca se juntaron a festejar su día. Que sea en paz y sin incidentes.