“Dejen de romper los huevos con los challenges”

Es igual que en la cancha. Junior Alonso no pierde la profesionalidad en ningún momento. De hecho, durante la cuarentena por el coronavirus sólo se lo vio entrenando a full. Lo único diferente en su rutina fue jugar a videojuegos, pero ojo, tenía todo en una valijita bien ordenado, meticuloso, prolijo, como le gusta salir jugando desde abajo. Se nota que su rigurosidad y seriedad no terminan cuando sale de la cancha, sino que siguen en su vida privada. Y ahora lo evidenció aún más con la modalidad de desafíos que se plantean los jugadores (y varios famosos a nivel mundial más) haciendo jueguitos con un papel higiénico y que suben a las redes sociales mientras están en sus casas.«Dejen de romper los huevos con los challenges», escribió en su Instagram el paraguayo, con algo de humor, con algo de crítica.

El ex Cerro Porteño posteó esa frase en una storie y rápidamente se volvió tendencia. Mas tarde  expresó:«Cuando me levanté decidí poner el mensaje porque estoy cansado de esto. ¡Tantos videos! Creemos los futbolistas que somos muy importantes… Los ves cortándose el pelo, regando las plantas, tomando mates y no sé qué y no se cuánto más. Prendés la televisión y están ahí también». Gran parte de los fanáticos apoyó al defensor de 27 años y pidió, como viene sucediendo desde hace un tiempo, que se quede en el Xeneize después de junio (cuando se le vence su contrato). Claro, el central tuvo mucho rodaje en el final del torneo debido a la lesión de Lisandro López y, gracias a su buen rendimiento, se ganó el cariño de muchos hinchas.
Sin embargo, sus dichos no quedaron solamente ahí… «Yo ya estaba pensando en subir esa foto y dije ‘si hoy a la mañana me levanto y me encuentro otro video, digo eso'», contó quien avisó que sale con mucho cuidado y precaución a hacer las compras a los supermercados. Además, y respecto a la cuarentena que atraviesa el país, Alonso, que por sus declaraciones fue tendencia en Twitter en Argentina, dijo que «desayuno en mi casa, almuerzo en mi casa, yo estoy solo entonces no tengo ningún problema en cocinarme para mí».
El profesionalismo de Alonso es evidente y es algo que estuvo en él desde siempre. Incluso César Farías, el técnico que tuvo en Cerro Porteño, le destacó eso. «En una entrevista le preguntaron por mí y dijo que yo era como un alemán por mi forma de entrenar, mi profesionalismo y mi conducta afuera de la cancha. Y me quedó… Incluso, muchos de mis compañeros me dicen Jürgen», contó el defensor. Además, también  aseguró que su paso por el Lille de Marcelo Bielsa​ lo ayudó. «Él es una persona que entrena al ciento por ciento, es muy exigente. Aprendí muchísimo, como jugador y ser humano«, expresó.