Buffa sueña con volver a la selección

El cordobés Julio Buffarini, figura de Boca en la reciente consagración como campeón de la Superliga, confesó hoy que sueña con volver a jugar en el seleccionado argentino y admitió que su nivel en alza puede permitirle cumplir ese deseo.

«Sin dudas, mi sueño es volver a jugar en la Selección, quiero tener esa posibilidad. Siento que estoy en un nivel alto, me siento bien y eso me genera posibilidades en el futuro», analizó Buffarini, en una entrevista que concedió al programa radial Súper Mitre Deportivo.

Buffarini, nacido hace 31 años en General Cabrera, Córdoba, se convirtió en una pieza clave en el esquema del entrenador Miguel Angel Russo en el Boca campeón de la Superliga, al punto de que recobró la ilusión de vestir nuevamente la camiseta argentina como le sucedió en forma efímera en los ciclos de tres DT: Alejandro Sabella, Gerardo Martino y Edgardo «Patón» Bauza.

«Estuve convocado por Sabella en 2012, luego por el «Tata» Martino y también con el ‘Patón’ en seis o siete partidos de las eliminatorias para Rusia 2018, pero no pude jugar, aunque sí sentí lo que es entrenar con los mejores jugadores del mundo», recordó el cordobés, quien comenzó su carrera como mediocampista y luego se.retrasó para ocupar el puesto de lateral derecho.

Buffarini inició su carrera en Talleres de Córdoba y luego vistió las camisetas de Atlético Tucumán, Ferro Carril Oeste y San Lorenzo, donde alcanzó su mejor rendimiento y fue una pieza clave en la obtención de la Copa Libertadores de América por única vez para el club de Boedo, en 2014 y con Bauza como entrenador.

«La primera vez que me citó Sabella venía de salvarme del descenso con San Lorenzo, por ahí no estaba tan preparado para tener esa posibilidad, después con Bauza creo que sí era el momento, incluso se decía que podía llegar a jugar de titular en un clásico con Brasil. Creo que ahora estoy más maduro, mejor preparado y en un muy buen nivel en un grande como Boca, que te exige igual o más que la Selección», reflexionó el cordobés.

Buffarini se fue de San Lorenzo para jugar en el San Pablo de Brasil y desde ahí llegó a Boca en 2018 para cumplir el sueño de vestir la camiseta del club del cual es hincha desde chico.

«El año pasado tuve un buen primer semestre con (Gustavo) Alfaro pero me lesioné (en la final de la Copa de Superliga perdida ante Tigre). Me costó recuperar la rodilla y recién recobré mi nivel este año con la llegada de (Miguel) Russo, un entrenador que me dio más libertades, y cambió la forma de jugar, ahora cuando nuestros delanteros están en posición de ataque, nosotros nos paramos en la mitad de la cancha para poder ser una opción de ataque o si se pierde la pelota tener la posibilidad de recuperarla cerca del arco rival», analizó el cordobés.