Hinchas de cartón y escaleras de avión, las novedades en la Bundesliga para adaptarse al protocolo sanitario

Muy distinto será el panorama que este fin de semana mostrarán los estadio de la Bundesliga respecto al que exhibían hasta hace dos meses, cuando el campeonato se suspendió debido a la pandemia de coronavirus​. Uno de los cambios más impactantes será la ausencia de público en un certamen que registraba hasta marzo una asistencia promedio de 43.300 espectadores por partido (la más alta de Europa).

Para hacer un poquito menos fuerte el choque visual, Borussia Mönchengladbach​, que este sábado será visitante de Eintracht Frankfurt, propuso a sus simpatizantes mantener su presencia en las tribunas del Borussia Park, aunque de una manera que se ajuste al riguroso protocolo sanitario de la liga: no estarán ellos, pero sí una silueta de cartón con su imagen.

Sin embargo, la iniciativa no termina allí, ya que una empresa española propuso dotar a las figuras de movimiento para que den una sensación de mayor realidad. Resulta extraño pensar que un futbolista de alto rendimiento pueda sentirse especialmente motivado por el movimiento de un trozo de cartón, pero en eso anda la Bundesliga.

Las siluetas adosadas a cada asiento portarán banderas y bufandas e incluirán flashes que semejarán el de los teléfonos móviles cuando se toma una foto. “El objetivo es generar que no sea todo un fondo plano, sino que haya cierto movimiento para el jugador y para el espectador”, explicó a la agencia EFE Fran Carrasco, consejero delegado de Molcaworld, la empresa valenciana que motoriza el proyecto.

Pero no solo la ausencia de seres humanos y la presencia de estas curiosas figuras de cartón serán las novedades en las tribunas de los estadios. El protocolo sanitario, que fija la obligación de mantener una distancia de 1,5 metro entre personas en los bancos de relevos, llevó a Leipzig ​a recurrir al aeropuerto de la ciudad para conseguir escaleras que faciliten el traslado entre el terreno de juego y la platea de aquellos jugadores que no puedan estar en el espacio tradicional de los suplentes.

Las tribunas del Red Bull Arena se encuentran tres metros por encima del nivel del campo de juego, lo que dificultaba la circulación de los futbolistas. Pero la colaboración de las autoridades del aeropuerto de Halle/Leipzig, que cedieron algunas de las escaleras que se utilizan para el abordaje en los aviones, permitió solucionar el problema.

“Las situaciones especiales requieren medidas especiales. Estamos encantados de ayudar”, aseguró Uwe Schuhardt, portavoz del la estación aérea. Las escaleras fueron entregadas y colocadas el viernes, por lo que los futbolistas de Leipzig y Freiburg, que se enfrentan este sábado, las estrenarán en su nueva función.