Edwin Cardona reveló el consejo que le dio Juan Román Riquelme para jugar cada partido en Boca

Edwin Cardona está atravesando su mejor momento desde que retornó a Boca y el equipo lo siente. De su mano el cuadro de Miguel Ángel Russo encuentra el fútbol necesario para obtener resultados y soñar con la Libertadores. Uno de los mentores de su vuelta fue Juan Román Riquelme, con quien tiene una relación especial. En diálogo con ESPN, el cafetero reveló qué consejo le da el ídolo para cada partido.

“Hemos tenido la oportunidad de hablar cuando va a la sede. No hablamos en sí de cuestiones del juego, sino de tratar de disfrutar el partido como tal. Me dice que juegue como cuando uno lo hacía en el barrio. Disfrutar cada partido como si fuera el último”, manifestó Cardona, quien se ganó la titularidad en la consideración del cuerpo técnico.

El cafetero habló de la motivación extra que le genera tener el aliento de Román: “Hablamos de los años viejos como si uno fuera a debutar. Hace que uno salga con mucho más hambre. A veces el jugador entra en un conformismo por tener su carro, casa y joyas, y lo termina pagando caro. Es el día a día, seguir trabajando, seguir metiéndole y tener ese hambre hasta que te retires, por mucho o poco que tengas”. Y agregó: “Es importantísimo que personas como él, con lo que significó para el fútbol, te digan estas cosas”.

Por otra parte, el enganche de 27 años hizo hincapié en el disfrute que le generó el último cotejo ante Inter en Porto Alegre y el momento que está viviendo. Y en cuanto a Carlos Tevez, otro de los que está en gran nivel, opinó: “Sería magnífico por lo que ha generado en el mundo que ganara la Copa. Por su vida, trayectoria y que está en el equipo que ama. Para nosotros es un referente”.

Si bien el colombiano alabó el rendimiento de River desde que Marcelo Gallardo asumió la conducción técnica, también dejó claro que el hecho de que Boca le sacara el último título de Superliga en fecha final elevó anímicamente a sus compañeros. “¿Que quién es el mejor equipo del fútbol argentino? Paso, paso, ja”, tiró la pelota afuera.

Prefirió no entrar en polémica por su exclusión del banco de suplentes en la final contra River en Madrid y exculpó a Guillermo Barros Schelotto: “No tengo rencor ni nada. Él fue quien me abrió las puertas para venir a este gran club”.

Por último, habló sobre el homenaje que los jugadores y, en particular él con su doblete, le hicieron a Diego Armando Maradona en la victoria ante Newell’s en la Bombonera: “Uno no tiene palabras para describir a alguien tan grande en el mundo, al mejor jugador de la historia. Fue al único jugador que no pude conocer y pedirle una foto. A uno lo conmueve porque siempre va a ser eterno. Me quedó el sinsabor de no poder conocerlo. Cuando en mi gol vi que Wanchope se fue para el palco y empezó a aplaudir por dentro sentí una cosa extraña. No es por vender humo, pero sentí algo en el cuerpo que nunca había sentido. Ya con el segundo gol dije no estoy para aplaudir, me hubiera puesto a llorar”.