Ameal y la realidad del proyecto Bombonera 360

La Bombonera luce cada día más linda, reluciente, pese a la ausencia de público en sus tribunas. La pintura, las butacas nuevas y hasta el vestuario local le devolvieron mucho del brillo perdido. La pregunta es qué pasa con el proyecto Bombonera 360, la reforma y ampliación del estadio para llevarlo a casi 80.000 espectadores.

«Nunca paramos. Del día en que asumimos hasta hoy estamos trabajando. Tenés que tener ingeniería económica financiera y después decir cómo. Estamos trabajando todos los días. Podríamos haber dicho que no se puede. Sí se puede. Siempre dijimos que era difícil y que había que trabajar», explicó Jorge Ameal días atrás.

La realidad es que el proyecto que -además de sumar a Riquelme a su lista- fue el caballito de batalla de Ameal en las elecciones sigue en la etapa inicial de búsqueda de financiación, con dificultades que se vieron amplificadas por la pandemia, pese a un acercamiento con el gobierno de China que reveló tiempo atrás.

Las medias manzanas

Por el momento, los vecinos de las dos medias manzanas necesarias para la obra aseguran que no entraron en contacto con ellos para para negociar por la compra de las 129 propiedades, divididas en 95 departamentos, 20 casas, 9 casas con local, 5 departamentos con local y 1 otros, según el único relevamiento realizado hasta el momento en 2017 y por el que se guía la actual dirigencia.

De acuerdo al informe, del total de propietarios, había 40 que vendían, 27 con buena predisposición, 14 con regular predisposición, 19 que no vendían y 29 con problemas legales o de sucesión. Esto sería que el 63% vendía, el 22% estaba en conflicto y el 15% no vendía.

El valor estimado para la compra de las manzanas fue de 19.827.949 de dólares, según el Consejo Inmobiliario, y la recomendación era «intervenir los predios con seguridad y realizar urgente demolición» para evitar que fueron ocupados nuevamente.

El costo estimado entre propiedades y obra se calculó en 80.000.000 de dólares, según dijeron desde las oficinas xeneizes.

Lo que se hizo 

Ante estas dificultades, Ameal aseguró que optaron por hacer lo que tenían a mano, como «pintarla, mejorarla, los vestuarios nuevos, cambiar las butacas», pero sostuvo que «el Proyecto 360 sigue intacto» por más que parezca estancado y con las mismas dificultades que afrontaron otras dirigencias desde Alberto J. Armando en los años 70 hasta el día de hoy.

«Es difícil, pero vamos transitando camino de poder hacerlo», agregó el presidente xeneize que va rumbo a los dos años gestión en la charla con Boca de Selección.

«Lamentablemente nuestra gente no está viniendo y cuando la vean (a la Bombonera) la van a ver pintada, mejorada, con una inversión muy importante. Algunos la querían tirar abajo, nosotros dijimos que no«, insistió el presidente, haciendo referencia a la idea de Daniel Angelici de construir un estadio nuevo y dejar de lado el Templo.