La bombonera reprobó a Angelicci y Tevez

En el primer partido post final como local el único cuestionado fue el presidente con un canto hiriente. Y no ovacionaron a Tevez.

Era la primera vez en la Bombonera en el año. Era el reencuentro general de la gente post final de Libertadores, obviamente un golpe duro para todos, hinchas, jugadores, dirigentes.

Y no hubo reproches para los futbolistas por esa caída contra River, aunque quedó claro que no hubo ovación como pasaba siempre con Tevez sino sólo para Benedetto.

El único que la ligó con un cántico hiriente fue el presidente, con un “Angelici botón, Angelici botón” que sonó fuerte en el estadio poco antes del arranque del partido, cuando los jugadores estaban a punto de sacar desde la mitad de la cancha. Y justo en un año eleccionario.

Fue muy larga toda la saga de la final contra River. En su momento, después de las agresiones al micro del Monumental, Angelici se había comprometido a jugar la revancha pero después, con la presión de su gente, reclamó rápidamente en Conmebol y hasta Boca fue al TAS pidiendo los puntos de esa final con el rival de toda la vida.

No se le dio en los tribunales, no tuvo éxito.

El equipo perdió en la cancha (en el Bernabeu, no en el Monumental) después de estar 1-0 arriba, se quedó sin Copa y el que la ligó este domingo fue el presidente.

Pese a los dos títulos locales con Guillermo barros Schellotto, pese a que llegó a la final de Copa, la caída frente el rival de siempre le jugó en contra a Angelici, que en su último año de gestión intentará buscar la Copa tan preciada, ése que no se dio en 2012 ni en 2018.