Wanchope Ábila, entre el apoyo a un jugador de River y un tiro por elevación a Guillermo Barros Schelotto

Aunque hay reiterados casos en la historia reciente, el fútbol colombiano alimentó al argentino con grandes cracks en los últimos años. Boca tuvo, por ejemplo, hasta este año a Edwin Cardona, un habilidoso que no encontró su lugar con Guillermo Barros Schelotto y se marchó. River, por caso, lamenta ahora la lesión de Juan Fernando Quintero en el mejor momento de su carrera.

Lejos de alegrarse por estar en la vereda de enfrente, Ramón Ábila, o simplemente Wanchope, se lamenta por esa pérdida para el fútbol local que se prolongará por seis a ocho meses. «Me dio tristeza y desazón la lesión de Quintero, más allá que esté en el clásico rival eso no me modifica el pensamiento. Ojalá vuelva de la mejor manera y siga dando el fútbol que él sabe dar», remarcó el ex Huracán y figura en Boca.

“Juega muy bien Quintero. Todos los colombianos juegan bien. Nosotros teníamos un gordo el año pasado que jugaba con la 10 y la descosía«, siguió en diálogo con Súper Mitre Deportivo, en referencia a Cardona y mostrándose así contrario a la postura de Barros Schelotto, quien no lo tuvo demasiado en cuenta.

Aunque evitó criticar explícitamente al Mellizo («A mí me gusta Boca, sea Guillermo o Alfaro el entrenador», aclaró), el cordobés no ocultó lo que muchos piensan. «El año pasado daba la sensación que el equipo jugaba mal y ganaba con poco, ahora jugamos mejor y la idea es ser protagonistas los 90 minutos. Nos estamos acercando a lo que el técnico quiere», analizó.

Ábila, que confiesa que para él «es una ventaja conocer de antes a Alfaro», contó también qué le pidieron al DT. «Existió una reunión entre todos, jugadores y cuerpo técnico pero no le dijimos a Alfaro que teníamos que ser más ofensivos. Si le pedimos que sea libre para trabajar, obviamente que todos queremos jugar, pero no queremos que tenga el compromiso de poner a alguno u otro», afirmó.

«La competencia interna está fuerte como siempre -agregó-, lo bueno es que eso le sirve a todo Boca. Podemos jugar juntos los cuatro, pero hay que entrenarlo», agregó, al tiempo que elogió a Carlos Tevez. «Está bien, mucho mejor. La continuidad le dio goles, confianza y la jerarquía que necesitábamos«, comentó.

Wanchope evaluó que Alfaro «no es un técnico defensivo, este equipo genera mucho y hace muchos goles. En Huracán también ganábamos partidos por un gol y otros por goleada. Pero Alfaro no cambió las formas . Sí cambió el plantel y la repercusión y eso te modifica la vida. Tenés todo un país pendiente tuyo”.

Por último, al ser consultado sobre la final de la Copa Libertadores que Boca perdió con River en Madrid, Wanchope fue tajante: «Ya pasó lo de River». «No tenemos más presión en esta Copa que en la anterior. Pero no llamaría fracaso a perder una final de Copa Libertadores, más ahora que la final será a un solo partido», concluyó.