Por el mal clima, el vuelo de Boca tuvo que desviarse y el plantel pasó la noche en Bogotá

Boca vivió una situación inesperada este lunes en su viaje a Colombia. Si bien tenía planeado llegar por la noche a Ibagué, donde el miércoles enfrentará a Deportes Tolima por la Copa Libertadores, el vuelo que trasladaba al plantel tuvo que desviarse de urgencia y aterrizar en Bogotá.

La delegación xeneize partió de Buenos Aires pasadas las 22 en un avión de línea (HK-4954) a Cali, la primera escala hacia el Aeropuerto Perales, de Ibagué. El vuelo ya se había demorado varias horas por las malas condiciones climáticas en la ciudad de su rival.

Tras los contratiempos, en pleno viaje a Ibagué los pilotos se enteraron que el aeropuerto volvió a cerrarse por la neblina, por lo que tuvieron que cambiar la ruta y descender en Bogotá, donde el plantel de Boca pasó la noche para el martes finalmente llegar a la ciudad de su rival.

El partido entre Boca Juniors (7 puntos) y Deportes Tolima (4) se jugará el miércoles a partir de las 21.30 de Argentina (19.30 de Colombia). Es el choque correspondiente a la quinta fecha del grupo G de la máxima competencia continental.