Bebelo Reynoso sufrió una severa lesión y no volverá a jugar en Boca hasta el próximo semestre

“Del partido me llevo el dolor de la lesión de Bebelo Reynoso porque nos complica a futuro y lo saca de lo que resta de las competencia”, había advertido Gustavo Alfaro después del partido ante Godoy Cruz del domingo en Brandsen 805. Y su pronóstico no falló: Emanuel Reynoso sufrió un esguince grado 2 del ligamento colateral medial de la rodilla derecha y Boca lo perderá por lo que resta del actual semestre, pese a que en el cuerpo médico advirtieron que los plazos dependerán de la evolución de la lesión.

Bebelo debió ser reemplazado en el entretiempo del juego del domingo por Nahitan Nández tras una fuerte infracción del volante de los mendocinos Nahuel Arena (ni siquiera fue amonestado por la jugada) que lo dejó maltrecho en el inundado piso de la Bombonera. ¿Pudo influir el mal estado de la cancha para la lesión? No. Se trató de un fuerte golpe que generó inestabilidad en la rodilla del zurdo, según le confiaron a labocanoticias  desde la intimidad del club.


“En el momento del golpe sentí un dolor muy fuerte. Ahí nomás le avisé a los médicos que me dolía mucho y decidí salir porque no me sentía del todo bien para seguir jugando en el segundo tiempo”, recordó el volante xeneize al salir de la clínica en la que se sometió a estudios complementarios para descartar lesiones más severas, que se temieron cuando observaron que no podía pisar con firmeza. “Estaba contento por el rendimiento y todo lo que venía pasando con el equipo”, explicó Bebelo, ​aunque se mostró enfocado en superar este mal trago: “Lle daré para adelante y le meteré con todo”. En el cuerpo técnico apuntan a que esté recuperado antes del receso pero de no llegar le harán un trabajo especial durante la pretemporada para que no queden secuelas. La lesión, siempre inoportuna para cualquier futbolista, le llegó justo cuando había encontrado un ritmo de juego que lo llevó a ser protagonista en los últimos encuentros. De hecho en estos 4 meses del año ya había disputado más partidos que en todo 2018.


Sin él, ahora Gustavo Alfaro deberá definir si sostiene el sistema 4-2-3-1 que tenía al cordobés como a uno de los nexos entre las líneas o si re-configura el armado del equipo para poder incluir a Carlos Tevez como titular, corriendo a Zárate a la banda izquierda. Otras alternativas pueden ser incluir otro mediocampista de marca (Campuzano mostró un buen nivel ante Godoy Cruz), darle pista al juvenil Almendra o bien insistir con Cristian Pavón por la banda izquierda, recreando el viejo sistema de Barros Schelotto con ambos carrileros. ¿Y Agustín Obando? El delantero recién se está adaptando a esa posición del mediocampo y el técnico prefiere no arriesgarlo.

Ante Athletico Paranaense (el jueves por la noche en la Bombonera) jugaría el Apache y luego comenzará una puja por quedarse con un lugar de la cancha en la que el DT ya había apuntado como uno de los sitios a reforzar durante el próximo mercado de pases. ¿La lesión de Reynoso puede acelerar las negociaciones por Marcos Acuña, a quien Boca ya buscó en el receso de verano?