Una declaración que abre la puerta para que otro crack europeo llegue a Boca

«Questo è Boca«, le dicen en italiano a Daniele De Rossi. Pero bien podría ser «c’est Boca«, para adaptarlo al francés. La llegada del volante ex Roma ilusiona, pero en el Xeneize quieren más. El apuntado ahora es André-Pierre Gignac, delantero del Tigres mexicano que tiene interés en ponerse la azul y oro.

A pesar de que los números en lo económico son altos por lo que gana el galo en México y por su cláusula de rescisión de 25 millones de euros, en Boca no lo ven como imposible. La salida de Darío Benedetto motiva a buscar un 9 y Gignac es una de las opciones.

Y una declaración del agente del jugador deja abierta la puerta para su llegada. «Es un honor el interés. Boca es un club mítico para nosotros», aseguró el representante del francés.

Gignac, quien tuvo pica en la final de la Libertadores 2015 frente a River, es fanático del Xeneize«Me encanta Boca desde chiquito». Igualito a De Rossi, también tuvo contactos con Nicolás Burdisso.

El sueño es que llegue un delantero de jerarquía para ganar la Copa Libertadores y por eso, además de Gignac, sonaron Guido Carrillo y el ecuatoriano Felipe Caicedo. En ese puesto ya desembarcó el venezolano Jan Hurtado, que debutó contra Paranaense en los últimos minutos de partido, mientras que Ramón Ábila es el titular.

El sueño es que llegue un delantero de jerarquía para ganar la Copa Libertadores y por eso, además de Gignac, sonaron Guido Carrillo y el ecuatoriano Felipe Caicedo. En ese puesto ya desembarcó el venezolano Jan Hurtado, que debutó contra Paranaense en los últimos minutos de partido, mientras que Ramón Ábila es el titular.