La sorpresa de Riquelme a la Tota Salvio

No la está pasando bien. En las últimas horas, Eduardo Salvio reveló que su mamá atraviesa un difícil momento de salud. Y a partir de ahí, claro, todo el Mundo Boca le envió mensajes de aliento al volante. Pero en las últimas horas, el que no quiso quedarse afuera fue nada menos que Juan Román Riquelme. Mientras define su futuro político, JR también se sumó a la causa y le regaló su camiseta a la Tota. Una verdadera caricia al alma.

«Muchas gracias Román por la camiseta. Sos mi ídolo», escribió justamente la mamá de Salvio en su Instagram. Por supuesto, Riquelme no sólo es el ídolo de ella, sino también de su hijo, quien varias veces reconoció su admiración por Riquelme. «Lo dije siempre. Lo fue y lo será», aseguró el volante, que según lo que defina JR en cuanto a su participación en el club puede llegar a tenerlo bastante cerca en el 2020.

Como fuera, el 10 está muy presente en el Mundo Boca. No sólo porque se espera su definición sobre la forma en la que participará en las elecciones, sobre todo después del anuncio de su hermano Christian, sino por estos gestos que, a decir verdad, nunca le faltaron. Sobre todo con quienes se declaran Riquelmistas.

Salvio reveló en las últimas horas algunos detalles del duro momento familiar que está atravesando. «Mi mamá no la está pasando bien de salud, quería contarlo. Quiero enviarle mucha fuerza a ella porque lo necesita», dijo primero Toto la semana pasada.

Y luego se soltó: «La mayoría no lo sabe, pero mi mamá está con un cáncer y tanto para mi familia, para mis hermanos, para mi papá y para mí es una etapa bastante triste y dura. Pero me toca estar al lado de ella y darle ánimo».

La Tota, en efecto, también se ganó el cariño de los hinchas por su fanatismo por el club y por la felicidad que mostró cuando su hijo se puso la camiseta azul y oro de su vida. Incluso, se la vio cantando en la Bombonera en más de una ocasión. Ahora le toca pasarla difícil, pero todo Boca está con ella. Y también, claro, un tal Juan Román Riquelme.