Andrada y una buena para Russo

Marcos Díaz dio seguridad en los dos amistosos que Boca disputó en San Juan y fue la figura del equipo en el debut oficial contra Independiente, pero el arquero titular es y seguirá siendo Esteban Andrada. El 1, ausente en esos tres partidos por el esguince que sufrió en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha días antes de partir a la provincia cuyana, mejoró de la lesión, volvió a entrenarse este miércoles a la par de sus compañeros y en el cuerpo técnico no descartan que pueda estar presente en Córdoba el próximo fin de semana. Igual la intención es no apurarlo: si no está 100% recuperado le darán otra fecha de descanso.

«No tenemos apuro con él. Vemos la evolución diaria y permanente que tiene y para nosotros es muy buena», asegura Miguel Ángel Russo cada vez que le preguntan por Sabandija, a quien todavía no tuvo la suerte de dirigir ya que se lesionó antes de su debut en el amistoso contra Universitario de Perú y se perdió las tres presentaciones que tuvo el equipo del flamante DT hasta ahora. Desde ese momento a esta parte, fue reemplazado por el ex Huracán que lo hizo de gran manera.

Con 38 vallas invictas en 59 partidos en Boca, el arquero de 29 años se transformó en una de las estrellas del club y, quizás, el único indiscutido. Por eso su vuelta a las canchas es muy esperada pese a que Díaz haya rendido bien. Este miércoles por la mañana dio buenos indicios: mientras los jugadores trabajaban haciendo fútbol reducido -donde Tevez compartió dupla de ataque con Wanchope Ábila– y practicaban definiciones, el arquero mendocino entrenaba a la par de sus compañeros, aunque un poco más liviano. Y más tarde, luego de hacer ejercicios en el gimnasio, pasó por kinesiología para seguir recuperando esa rodilla que ya lo había marginado de la Copa América del 2019.

El último partido de Andrada con el buzo de Boca fue en la derrota con Rosario Central, hace más de un mes, por la última fecha de la Superliga. Por la lesión se perdió el clásico con Independiente y, pese a que está evolucionando bien, su presencia ante Talleres sigue siendo complicada. Lo bueno es que ya dio el primer paso. ¿Llegará?