El Barcelona se quedó con una joya de Boca

En el día en el que el TAS confirmó a River como campeón de la Copa Libertadores 2018Boca recibió otra dura noticia, que en este caso llega desde España. El Barcelona anunció oficialmente la incorporación de Santiago Ramos Mingo para el Barsa B. El central, de 18 años, quedó libre del Xeneize tras negarse a firmar su primer contrato con el club.

Luego de superar con éxito la revisión médica y firmar su contrato por tres temporadas, con opción de extenderlo por dos más, el jugador fue presentado en el Estadio Johan Cruyff, con la presencia del directivo responsable de Barça B, Silvio Elias. Uno de los datos más llamativos de su incorporación al Culé, es la elevada cláusula de rescisión que decidió ponerle por contrato el club: 60 millones, mientras juegue en el Barsa B, y 100 millones si es promovido al primer equipo.

El conjunto catalán puso los ojos en el zaguero zurdo desde hace un buen tiempo. De hecho, el interés ya se había concretado en la segunda parte de 2019 y eso generó la preocupación de la anterior gestión del Xeneize, que quiso hacerle el primer contrato al jugador, que en noviembre pasado cumplió los 18 años. Sin embargo, se negó a firmarlo y finalmente quedó libre. 

Ramos Mingo realizó la última pretemporada con Gustavo Alfaro junto con el plantel profesional y jugó sus únicos minutos en Primera en un amistoso ante Chivas en Estados Unidos en julio del año pasado. 

Hace días Jorge Amor Ameal se había referido al caso de Ramos Mingo: «El no se presentó a entrenar. Eso es parte del problema. Alguien no le hizo un contrato, cuando los jugadores son diferentes, son diferentes. En cuanto esto se produzca, vamos a armar una comisión y vamos a sancionar a los que tuvieron que ver en esto. Porque el chino tenía que tener contrato. Cuando vas a un potrero, te das cuenta cuál es el jugador distinto. Y este chico era un distinto, no puede quedar libre en seis meses. Obviamente vamos a tener responsables, de adentro y de afuera. Entiendo que debe haber representantes en el medio, nadie habla con el Barsa porque sí».