Boca se entrenó y piensa en el amistoso con Arsenal

Mientras todas las miradas están puestas en el partido de este martes entre Argentina y Bolivia por las Eliminatorias Sudamericanas, en Boca sólo se piensa en los amistosos que vienen, en el partido con Caracas y en el sorteo de los octavos de final de la Copa Libertadores. Para llegar de la mejor manera a todos esos compromisos, el Xeneize se entrenó este martes por la mañana en Ezeiza con la enorme mayoría de jugadores a disposición de Miguel Russo.

¿En qué consistió el entrenamiento? Trabajos muy livianos para preservar el físico y un trabajo de fútbol en espacios reducidos para seguir familiarizándose con la pelota. El único ausente fue Gonzalo Maroni, quien sufrió un desgarro el 24 de septiembre pasado frente al DIM en Colombia y continúa laburando de manera diferenciada. Este jueves se cumplirán los 21 días de recuperación, pero lo más probable es que no forme parte de ninguno de los amitosos previstos por el cuerpo técnico. Otros dos que no estuvieron fueron Esteban AndradaEduardo SalvioFrank FabraJorman Campuzano y Carlos Zambrano, todos afectados a sus selecciones, y Agustín Almendra, que sigue sin presentarse.

Luego del amistoso ante Tigre, que debía disputarse el sábado pasado y debió ser suspendido a raíz de un brote de Covid en el plantel del Matador, los dirigidos por Russo tendrán otras dos pruebas futbolísticas en los próximos días: enfrentarán en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza a Arsenal, este miércoles desde las 15, y luego recibirá a Estudiantes de Río Cuarto, el sábado por la mañana. En los dos casos se disputarían dos encuentros, a priori con equipos mezclados.