Refuerzo para Boca: ¿Pulpo al banco?

Todo indicaba que Diego González, el tercer (y posiblemente último) refuerzo de Boca en este mercado de pases iba a necesitar bastante tiempo de adaptación debido a su falta de ritmo por el parate causado por el Covid y su lesión ligamentaria mientras jugaba en Racing. Sin embargo, el Pulpo se viene entrenando a buen ritmo en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza y Miguel Russo lo ve bien. Por eso, el mediocampista tiene chances de viajar a Rosario.

El ex Lanús tiene posibilidades de ir al banco de los suplentes en el partido contra Newell’s en Rosario de este domingo a las 21:15. Su buen rendimiento en las prácticas lo ayudan mucho. No obstante, esto aún no está confirmado: Russo tomará el entrenamiento de este viernes como una última prueba para decidirse si lo lleva o no para el encuentro ante la Lepra.

El volante de 32 años que puede ser suplente en el Marcelo Bielsa, llegó hace menos de un mes a Boca en condición de jugador libre tras su paso por la Academia y sus cortocircuitos con Diego Milito, el mánager del club de Avellaneda. Lo hizo casi de manera secreta, se lo anunció de un día para otro, sin rumores previos. De hecho, el Pulpo ya tenía todo arreglado con Lanús, su ex equipo. Pero Boca y su ídolo, Juan Román Riquelme, inclinaron la balanza para el lado de Brandsen 805.

La posible incorporación del Pulpo González a las convocatorias para los partidos se debe a que la zona en la cual juega es de las menos pobladas en Boca. Es que desde la salida de Iván Marcone al Elche de España (antes se había ido Sebastián Pérez al Boavista de Portugal), Jorman Campuzano es el único 5 natural que le quedó a Miguel. De hecho, cuando decidió darle descanso al colombiano, en su posición jugaron Pol Fernández y Nicolás Capaldo, dos volantes mixtos con más peso ofensivo que el cafetero y el Pulpo. Lo cierto es que ahora González espera su gran oportunidad..