Cuál es el puesto que Boca tiene como prioridad para reforzarse en este mercado

La efervescencia por el título obtenido en la última Copa Diego Maradona bajó. Ya resurge la expectativa por la Copa Argentina postergada en 2020. Y se renuevan las ilusiones en la Libertadores 2021, el título por el que Boca luchará una vez más. Este miércoles el grupo volverá a trabajar pensando en todos los objetivos pero la directiva y el cuerpo técnico nunca se detuvo. Planifican, desde hace semanas, alternativas para potenciar al plantel.

En las comunicaciones casi diarias que mantienen Juan Román Riquelme y Miguel Ángel Russo hay un punto en común: cuál es es el puesto prioritario a reforzar cuanto antes. Lógicamente también aportan sus opiniones Jorge Bermúdez, Raúl Cascini y el Chelo Delgado (por el lado del Consejo de Fútbol) –quienes en las últimas horas hablaron públicamente–, como así también Leandro Somoza y Mariano Herrón (integrantes del cuerpo técnico).

En el Xeneize aguardan por la decisión de Marcos Rojo, que en caso de rescindir su contrato con el Manchester United tiene grandes chances de firmar en la Ribera aunque Estudiantes de La Plata le informó que pretende volver a contar con sus servicios y lo sondearon desde el fútbol mexicano. Con ese arribo cubrirían el hueco que dejó el paraguayo Junior Alonso cuando se marchó al Atlético Mineiro a mediados del año pasado y que todavía no lograron emparchar con alguna buena opción en el mercado.

No es que desconfíen de las condiciones de Lisandro López y Carlos Izquierdoz, dupla titular afirmada, como así tampoco de Carlos Zambrano y el juvenil Gastón Ávila, quienes cumplieron cuando el DT los necesitó. Pero sí sumarían un recambio de jerarquía para no depender exclusivamente de juveniles del club en alguna situación límite. Además Rojo serviría como variante en el lateral izquierdo, teniendo en cuenta que el contrato de Emmanuel Mas expira a mediados de este año.

Boca busca alguna posibilidad puertas afuera para su mediocampo, una zona sentida desde el adiós de Pol Fernández, quien no llegó a un acuerdo con la dirigencia por la extensión de su préstamo. Diego González fue contratado y mostró buen nivel considerando su período de inactividad de casi dos años, aunque ahora tendrá que ponerse a punto nuevamente tras la operación de peroné izquierdo a la que fue sometido (recibirá el alta total en marzo).

El puesto de centrodelantero es otro de los temas a resolver por el Consejo de Fútbol. Sonaron varios 9 desde la asunción de la comisión directiva presidida por Jorge Ameal y da la sensación que Franco Soldano no continuará más allá de junio, cuando vence una cesión que ya no puede volver a ser prorrogada por cuestiones legales. Tampoco piensan hacer uso de la opción de compra que fijó el Olympiacos griego por él (fijada en 5 millones de euros). Entonces, al margen de los chicos que asoman de inferiores, la única referencia natural que queda en el plantel es Wanchope Ábila, otro que recién pasó por el quirófano por una hernia inguinal.

Independientemente de las búsquedas de incorporaciones mencionadas en esos determinados lugares de la cancha, tanto a Riquelme como a Russo lo que más los desvela es el lateral derecho. Es un hecho que Julio Buffarini no continuará en la institución (su contrato vence en junio y no será renovado) y todavía resta definir la situación de Leonardo Jara, quien podría seguir siempre y cuando el entrenador de turno dé el visto bueno para su rúbrica.

En las últimas horas se reinstaló el nombre de Fabricio Bustos (Independiente), aunque una importante fuente de la Ribera aseguró que no irán por él en este momento. A su vez, el lateral derecho de Talleres de Córdoba Nahuel Tenaglia se ilusionó públicamente con la chance de retornar a Boca, equipo en el que militó en inferiores antes de quedar en libertad y debutar como profesional en Atlanta previo a su paso a la T. Es fanático xeneize y tiene como ídolo a Riquelme. El teléfono de su representante sonó pero por sondeos de otras instituciones y no de parte de Román.

En carpeta figuraban hace tiempo dos marcadores de punta derechos ecuatorianos: el ex Independiente del Valle Ángelo Preciado fue fichado por el Genk de Bélgica; Pedro Pablo Perlaza (Liga de Quito) es una posibilidad todavía latente y cuajaría a la perfección con el ideal del Consejo de Fútbol, que tiene en mente fichar futbolistas con nivel de selección.

A quien estudian de cerca por la evolución que tuvo en su torneo con Gimnasia y Esgrima La Plata es a Marcelo Weingandt, uno de los destacados en el Lobo en el último certamen. El Chelo adquirió rodaje, experiencia y confianza. Si bien su préstamo fue firmado hasta fines de 2021, existe una cláusula en junio que Boca puede ejecutar para que regrese al club. No hay que descartar que de aquí al próximo semestre el número 4 que acaba de cumplir 21 años vuelva a ponerse la azul y oro.