Wanchope Ábila se va de Boca: despidió a sus compañeros y retiró sus pertenencias del club

Tras el último entrenamiento semanal previo al encuentro de mañana por la séptima fecha de la Copa de la Liga contra Independiente en Avellaneda, Ramón Ábila saludó a sus compañeros y retiró sus pertenencias del club: quedó acordado su préstamo al Minnesota United hasta fin de año. De esta manera Boca prescindirá de uno de los centrodelanteros que más gol le aportó en los últimos tiempos y Miguel Ángel Russo tendrá que encontrar alternativas en el plantel.

Wanchope no tuvo actividad oficial en la nueva temporada. Después de haberse operado de una hernia inguinal que arrastraba hace tiempo el 18 de enero, inició la rehabilitación y hace 20 días quedó a disposición del cuerpo técnico, quien evaluó su evolución y no quedó conforme con su estado físico y futbolístico. Es por eso que el futbolista quedó excluido de las citaciones en los partidos con Vélez, River y Defensores de Belgrano.

Durante su proceso de recuperación el jugador de 31 años descartó una oferta del fútbol uruguayo y ahora vio con buenos ojos su préstamo a la MLS, donde se reencontrará con un viejo compañero y coterráneo como Emanuel Bebelo Reynoso. El cordobés será cedido hasta fines de 2021 (sería sin cargo y con una opción superior a los 4 millones de dólares). Antes de la despedida, firmó la renovación de su vínculo en Boca hasta diciembre de 2022.

La de Ábila no es la única salida que se registró en las últimas horas ya que ayer Boca anunció oficialmente la rescisión del contrato del arquero Manuel Roffo, que rompió su vínculo (vencía a mitad de año) y firmó con Tigre hasta fines de 2022. El guardameta de 20 años con pasado en las juveniles de la Selección no llegó a acordar los números para extender su contrato y decidió marcharse de la institución azul y oro.