Los inesperados dardos del Pollo Vignolo a Raúl Cascini en plena crisis de Boca: “Creíamos que la relación entre nosotros iba a seguir igual”

El mundo Boca sigue golpeado por la renuncia de Mario Pergolini a la vicepresidencia del club. La decisión del conductor televisivo y periodista tomó por sorpresa, aunque se sabía que su relación con el Consejo de Fútbol no era la mejor. En medio de esta crisis en la que está inmerso el Xeneize, esta vez fue Sebastián Vignolo quien apuntó contra uno de los integrantes del grupo de trabajo que preside Juan Román Riquelme. Se trata del Raúl Cascini, quien fue panelista en su programa.

Mientras desarrollaba su editorial sobre el escándalo político que sacudió a Boca la renuncia de Pergolini, Vignolo lanzó inesperados dardos contra Cascini: “También recuerdo que, en el momento de las elecciones, Cascini pensaba en ir con Beraldi. Pero hasta él se dio cuenta que iba a ganar Ameal después de que Riquelme se decidió a meterse ahí. Entonces, descartó rápido a José, con quien venía trabajando desde hace años”.

El Pollo continuó con su alocución y no ocultó la desilusión que le generó la postura que tomó el Mosquito, quien desde que asumió en el Consejo de Fútbol con Riquelme no volvió a participar en el programa y, al parecer, cambió completamente su relación.

“Al principio, para nosotros fue una ausencia importante porque al programa le daba. Me gustaba tenerlo de compañero. Después el problema fue nuestro, que creíamos que la relación entre nosotros iba a seguir igual, que tampoco tenía por qué continuar así. El resto ya es una cuestión humana, sobre cómo es cada uno. Es un tema de educación: si sos siempre igual o cambiás. Podemos tener ciertos límites, pero después la cosa está en la conducta y, sobre todo, en la educación. Cada uno lleva eso cómo puede, cómo quiere y cómo le enseñaron”.

Vignolo contó que en la cabeza de Cascini siempre estuvo la idea de trabajar en el club, que le gustaba y se preparó para ello: “Boca tiene todo para ser feliz, para disfrutar, están en el lugar donde querían estar, y saben por qué pongo a Cascini en esto, porque es el que más conozco. Estaba tan desesperado por estar dónde está. Es más, me puso contento cuando él me dijo que iba a trabajar al fútbol de Boca. Me puso muy contento, muy. Era un tipo al que le gustaba la idea de manejar el fútbol del club, quería estar ahí. Raúl estaba preparado, me acuerdo que siempre -cuando estaba con Beraldi- decía tengo a este jugador, vi a tal otro que es bueno”.

Y cerró: “Pero lo veía tan desesperado, que me puse tan contento cuando nos contó, que vino a despedirse. Pero yo sentía que Boca iba a tener además otro tipo importante, que conocía, que no era ningún improvisado. Se le cumplió el sueño, pensé que ahí iban a ser felices, la gente los ama y eligió”.

Más frases del duro editorial del Pollo Vignolo:

“No es que Pergolini hoy le cambia la ecuación a Boca, no están en la calle pidiendo que regrese, no es el cargo o la función, no pasa por ahí. Porque yo soy de los que pensábamos que iba a ganar el que esté con Riquelme. En ese momento estaba Cascini, que iba a ir con Berarldi, pero hasta él se dio cuenta y cambió. Sabía que iba a ganar ahí”.

“No pasa por la salida de un vicepresidente, pero no solo eso. En Boca el problema es la falta de armonía, sin eso es muy complicado. Cómo hacés para concentrarte, si estoy por ejemplo hablando a la cámara y me empiezan a gritar todos, mover la silla, apagar las luces. Boca necesita paz, porque el fútbol del club están en buenas manos (por Riquelme), está el que tiene que estar, después veremos si puede gestionar, si divide o no, pero su cabeza está las 24 horas en Boca”.

“Después está la figura de Ameal, ayer salió al aire como si estuviese festejando un cumpleaños, pero es así, simpático. Y del otro lado está Pergolini, que de fútbol creo yo tiene poco, pero él venía a trabajar en otra área, se equivocó también en lo que hizo, conociendo los medios, porque sabía que el camino no estaba allanado”.

“Tiene un fin de semana de Pascua, de reflexión. Boca debe replantearse si van a seguir de esta manera, o si van a poner eso que suena hermoso, pero que no se cumple, que el escudo está por encima de todo”.