La verdad detrás de la lesión de Marcos Rojo en Boca: no jugará el fin de semana y está en duda para el debut en la Copa Libertadores

En Boca llegó la hora de la verdad. La semana próxima iniciará su participación en la Libertadores 2021 y tendrá actividad seis semanas de forma consecutiva. En paralelo, definirá su clasificación a la Fase Final de la Copa de la Liga. Por eso Miguel Ángel Russo deberá dosificar fuerzas y no exponer a los jugadores que están con lo justo en el plano físico en los siguientes compromisos. ¿Qué hará con Marcos Rojo, lesionado ante Unión en Santa Fe?

En el entretiempo del partido contra el Tatengue el domingo pasado el defensor acusó un dolor en el isquiotibial derecho y Russo decidió reemplazarlo (mandó a la cancha a Franco Soldano y cambió el esquema). En principio se trató de una contractura lo suficientemente relevante como para no poder completar los 90 minutos de un cotejo en el que Boca perdió por primera vez como visitante en torneos locales desde que está Miguel Russo.

En la jornada de ayer el platense de 31 años se realizó estudios que arrojaron buenas noticias: los resultados determinaron que no existió lesión. Esto se ratificó en el entrenamiento matutino de hoy, en el que el ex Manchester United realizó ejercicios regenerativos junto al resto de sus compañeros.

La suspicacia sobre la posible lesión de Rojo surge porque en sus primeros días de trabajo con la camiseta de Boca sufrió un desgarro de sóleo que pospuso su inclusión en el primer equipo. Esa rotura muscular no fue informada por el cuerpo médico en ese entonces y salió a la luz recién cuando el futbolista ya tenía el alta y estaba disponible para jugar.

La fuerte contractura del defensor zurdo que lleva disputados seis cotejos con el Xeneize lo marginará del próximo duelo por el ámbito local ante Atlético Tucumán en la Bombonera (domingo desde las 21). Russo ya lo considera pieza titular en su esquema y lo evaluará de acá al fin de semana para saber si cuenta con él en el estreno por la Libertadores el próximo miércoles 21/4 contra The Strongest en la altura de La Paz. Si Rojo no está al 100% recuperado, tampoco viajará a Bolivia.

Por otra parte, tanto Gonzalo Maroni como Agustín Obando, quienes habían presentado síntomas compatibles con el coronavirus en las últimas semanas y por ese motivo fueron aislados de forma preventiva (pese a haber dado siempre negativos en los testeos) se reincorporaron al grupo y están otra vez a disposición del cuerpo técnico.

Diferente es el caso de Nicolás Capaldo, quien atraviesa la enfermedad (el positivo se confirmó la semana pasada) y recién el viernes podría llegar a entrenarse nuevamente si el testeo da negativo. De todas maneras Russo no lo tendría en cuenta para el choque ante el Decano este fin de semana aunque sí para la excursión a la altura de La Paz.

El calendario de Boca viene muy ajustado: Atlético Tucumán (este domingo), The Strongest en Bolivia (miércoles 21/4), Huracán (sería sábado 24/4), Santos o San Lorenzo (martes 27/4), Lanús (sería sábado 1/5), Barcelona en Ecuador (martes 4/5), Patronato (sería sábado 8/5), Santos o San Lorenzo de visitante (martes 11/5), Barcelona (jueves 20/5) y The Strongest (miércoles 26/5) en la Bombonera. Contra Patronato quedará definido si disputa los cuartos de final de la Copa de la Liga.